Publicado: 22 de Mayo de 2018

Como consecuencia del uso creciente de gases fluorados, el Consejo de Ministros aprobó en el pasado mes de febrero el Real Decreto 115/2017 de 17 de febrero, con el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y su utilización en multitud de equipamientos, así como la certificación de los profesionales que lo utilizan y el establecimiento de los requisitos para las instalaciones que desarrollen actividades que los emitan. Con ello, se pretende evitar las emisiones a la atmósfera de estos gases fluorados de efecto invernadero.